water-sportsCada vez son más las personas que se dedican a los deportes acuáticos. Ya sea como pasatiempo de fin de semana, como para quienes se dedican a ellos de modo más profesional, los deportes acuáticos están en ascenso. Algunos se pueden realizar en ríos, otros el lagunas o lagos, o incluso en el mar, con lo cual es amplia la variedad de embarcaciones que pueden utilizarse.

A la par de la gran variedad de vehículos acuáticos, existe una igual variedad de remolques adaptados para transportar cada uno de los tipos diferentes de embarcaciones para realizar estos deportes. En el caso de kayaks, piraguas, embarcaciones para competencias de remo, windsurf, vela, y otros, cada una de estas embarcaciones requiere de un tipo de remolque especial, adaptado para trasladarlas con seguridad, algunas veces a lugares de difícil acceso.

Es por esto que, aunque por ejemplo, embarcaciones como kayaks o piraguas no son de gran peso, los remolques apropiados deben estar especialmente diseñados para evitar cualquier tipo de daños. Los remolques para transportar estas embarcaciones suelen combinar materiales de metal, tales como acero galvanizado o titanio, con partes de plástico o madera. Especialmente importante es la amortiguación, con lo cual el sistema de ejes, ruedas y amortiguadores debe ser de alta calidad.

Debido a que, sobre todo en el caso de la competición, las medidas de estas embarcaciones suele ser estándar, los remolques se suelen fabricar y comercializar con las medidas correspondientes a cada tipo diferenciado. Algunas veces estos incluyen partes desmontables o algunas posibilidades de adaptación personalizadas. Pero también existen remolques diseñados y fabricados a la medida de las necesidades de los clientes. Estos remolques se pueden adaptar no sólo al tipo de embarcación, sino también al terreno sobre el cual será realizado el traslado, y también al vehículo del cliente. Considerando el gran cuidado y la importancia que los amantes de los deportes acuáticos le dan a sus embarcaciones, ningún cuidado es demasiado a la hora de proteger a éstas en el momento del traslado.